Independencia

Lucha, sangre, sudor, libertad.

La independencia va mucho más allá, de luchar para recuperar lo que te robaron. De levantar la voz, no quedarte callado.

Siempre habrá un ganador y un perdedor; un opresor y un oprimido. Hasta que aguantar ya no sea la solución y unidos se levanten armas para desarmar al que una vez los acorraló.

Se pierden vidas, se sufre en desmedida. Pero, ¿quién quiere ver a su patria oprimida? Por eso deciden luchar y morir; a vivir sin dignidad, sin libertad.

Mas hoy la gente vive ciega. Eligen vivir de migas. Le temen a un futuro incierto. Optan por morar callados, sometidos, olvidados.

Han entregado su poder, por unas cuantas monedas. Han aceptado su condición de subordinados: viven como marionetas.

¿De qué independencia me hablas, cuando el oprimido se ha tornado en opresor? Ya no recuerda su historia y se ha vuelto un dictador.

Castiga, humilla y sucumbe, al que por sí solo no puede luchar. A mi no me hables de independencia, cuando hoy el poder se usa para manipular.

Todo se hace a conveniencia. Somos fichas en un juego de ajedrez. A los peones nos sacrifican, para poder salvar al rey.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s