Pesadillas

Muero dormida, en silencio me arrebatan la vida. Corro desesperada; me alcanzan, me ultrajan.

Desgarran mi piel, sus ojos son veneno. Lastimarme es su meta, llevarme al ocaso aun despierta.

Alfileres clavan en mis espaldas, aquel que una vez juró amarme, hoy me quiere muerta. No me deja ir, me quiere destruir.

Puñal en mano. Quien dijo ser mi amigo se volvió enemigo. Maquina contra mi. Encrucijada en un callejón: gritos de dolor.

Descalza y con frio, ensangrentada y amordazada. No encuentro refugio, no existe salida. Dormida o despierta no me quiere viva.

Todas las noches antes de dormir, le pido al Divino poder respirar; no quiero correr, no quiero huir.

Al cerrar los ojos se repite la historia: las sombras se asoman. Doblegada y cansada, no hay escapatoria. Se acelera el corazón, me invade el terror. Pues confié en alguien que me traicionó.

Anuncios

4 Respuestas a “Pesadillas

  1. Agradecería poder utilizar el monólogo “PESADILLAS” es para una prueba mas o menos un casting. Gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s