Archivo de la categoría: poemas relacionados

Se terminó

image

Se terminó el calor que habitaba en tus brazos, y tu mudez se impregnó de rechazo. Una vez más la calidez dio paso a un crudo invierno, que trajo consigo desencanto.

Sigue leyendo

Anuncios

Ella murió

Ella murió. La mató el dolor y las palabras que nunca pronunció.

Le arrebataron la vida o ¿fue ella quien se la entregó?  La muerte fue su salvación. Su verdugo fue el desamor.

A ella la asesinó el olvido, cuyo cómplice es la decepción. Y no, no digan que “ella era buena”, porque sus ojos solo proyectaban traición.

Ella expiró, embargada de secretos que a la tumba se llevó. Sus ojos eran su espejo; su silencio, gritos ensordecedores y sus lágrimas, su única forma de pedir perdón.

Así los dejó; esclavos del dolor. La que una vez existió, se despedía del mundo que la traicionó. Ella… murió.

Encuentro

image

Caminé bajo la sombra, cobijándome de la luz; con el sol abrasando mi espalda.
Sigue leyendo

Todo

Cada respiración y pensamiento que proviene de mi, me pertenece.  Los instantes, el tiempo, ganado o perdido; tiene nombre.  Las lágrimas y risas; el dolor y la alegría, poseen origen.

Ese ser que le da vida a lo que toca, piensa y siente; soy yo.

Yo soy mi todo, y todo lo que sale de mi, es mio.  En una balanza he pesado lo que hago. Con valores y decisiones construyo mi presente.

Nada es suerte, todo es parte de lo que soy y proviene de mi ser.
Soy una, como las raíces, hojas, ramas y tallos son árbol.  Cada parte es vital.

Lo que remuevo es mi decisión. Lo que daño, marchito, escondo o profano es mi responsabilidad.

Por cada acto una reacción. Un mar de emociones, secuelas de determinaciones; perfecta en imperfección.

Clamor por un despertar

En el viaje hacia mi interior he perdido el camino.
El sentir se ha marchitado, como flor sin alimento.
La céntima de esperanza se ha oscurecido.
El deseo lo disipó el cruel e impasible invierno.
Deambulo como alma en pena.
Más recorro este trayecto a paso lento.
Mis odas han decaído en melodía.
La musa salió en un viaje sin regreso.
Vuela el pensamiento como ave sin rumbo.
Palpita el corazón ya moribundo.
Suspiros vacios y desganados.
Ya no queda nada, todo ha terminado.
Ay amor, donde quiera que estés.
Ven, desata mi furor, róbame un beso.
Libérame de esta prisión en la cual me encuentro.
Apriétame con ardor contra tu pecho.
Devuélveme la vida mientras dibujas con tus dedos en mi lienzo.

Vídeo

Bésame

El tiempo se ha detenido, al menos así lo he sentido.
Me reflejo en tus ojos, ojos oscuros.
Te aproximas y tiembla mi cuerpo.
Las palabras no median, solo un absurdo silencio.

Sostienen tus manos mi rostro.
Me dejo llevar por el impulso.
Nuestros labios rozan y se hacen uno.
Hundidos, en un beso profundo.

Abrazada soy por el ardor de este momento.
Solos estamos, en este cuento.
Mientras me aprietas contra tu pecho;
Quedo sin aliento.

Aspiro tu olor, y me inmuto;
Con un pensamiento voraz, tal vez absurdo.
Quiero recorrer cada centímetro de tu acceso.
Se acelera mi organismo con ese simple hecho.

Ecuestre se ha tornado el corazón.
Mientras tu espalda es dibujada por mis dedos.
El ímpetu de esta ocasión;
Nos vence en un diferente beso.

Si no fuera mujer

¿Qué pasaría, si mujer ya más no fuera?
Tal vez la sociedad al mirarme, juzgarme menos pudiera.
Pues no sería más señalada, por los errores que cometiera.
Cambios de humor y emoción, tal vez ya no sufriera.
Ni muchos tipos de roles, en solo un momento cumpliera.
¿Qué pasaría si a Dios, mujer crearme no le placiera?
¿Sería la vida más sencilla, tal vez con menos problemas?
Sin embargo no disfrutaría de esa coquetería innata
Ya el viento no me besaría o acariciaría la cara.
Perdería la intuición y la empatía que me caracteriza
Y jamás al mundo, a un niño traería.
¿Qué pasaría, si mujer ya más no fuera?
No tendría sentido que este pensamiento escribiera.